Articulo 27 De Los Derechos Humanos

*
Observación General No.

Tu lees esto: Articulo 27 de los derechos humanos

23, Comentarios generales adoptados por el Comité dy también los Derechos Humanos, Artículo 27 - Derecho de las minorías, 50º período de sesiones, U.N. Doc. HRI/GEN/1/Rev.siete at 18tres (1994)
.

50º período de sesiones (1994) Observación general Nº 23 Artículo 2siete - Derecho de las minorías 1. El artículo 2siete del Pacto dispony también que en los Estados en quy también existan minorías étnicas, religiosas o lingüísticas, no se negará a las personas que pertenezcan a dichas minorías el derecho que les corresponde, en muy común con los demás miembros dy también su grupo, a tener su propia vida cultural, a profesar y practicar su propia religión y a emplear su propio idioma. El Comité observa quy también esty también artículo establecy también y reconocy también un derecho que sy también confiere a las personas pertenecientes a grupos de minorías y que constituye un derecho separado, quy también se suma a los demás derechos de que pueden disfrutar esas personas, del mismo modo que todas y cada una de las demás, en virtud del Pacto. 2. En algunas de las comunicaciones sometidas a la consideración del Comité con arreglo al Protocolo Facultativo, sy también confundy también el derecho amparado en virtud del artículo 27 con el derecho dy también los pueblos a la libry también determinación, proclamado en el artículo uno del Pacto. Además, en los informes presentados por los Estados Partes con arreglo al artículo 40 del Pacto, los deberes contraídos por los Estados Partes en virtud del artículo 27 se confunden a veces con sus deberes, quy también sy también enuncian en el parágrafo 1 del artículo 2, dy también garantizar sin discriminación el disfrute de los derechos reconocidos en el Pacto, y también con la igualdad frente a la ley y la igual protección dy también la ley, conformy también al artículo 26. 3.1. El Pacto hacy también una diferenciación entre el derecho a la libry también determinación y el derecho amparado en virtud del artículo 27. En el primer caso, sy también trata de un derecho perteneciente a los pueblos, quy también se rigy también por disposiciones separadas del Pacto (parte I). La libre determinación no es un derecho reconocido con arreglo al Protocolo Facultativo. Por otra parte, el artículo 2siete se relaciona con los derechos reconocidos a las personas en cuanto tales y, de la misma manera que los artículos relacionados con los demás derechos personales reconocidos a todos, figura en la parte III del Pacto y está reconocloco en virtud del Protocolo Facultativo . 3.2. El disfruty también dy también los derechos a los que sy también refiery también el artículo 2siete no menoscaba la soberanía y la integridad territorial de un Estado Parte. No obstante, en algunos de sus aspectos los derechos dy también las personas amparadas en virtud de ese artículo -por ejemplo, el disfrute de una determinada cultura- pueden guardar relación con modos de vida estrechapsique asociados al territorio y al uso de sus recursos . Esto podría ser particularmente cierto en el caso dy también los miembros de comunidades indígenas quy también constituyen una minoría. 4. El Pacto asimismo hace una distinción entre el derecho amparado en virtud del artículo 27 y las garantías amparadas en virtud del párrafo 1 del artículo dos y del artículo 26. El derecho a la no discriminación, reconocdesquiciado en el párrafo uno del artículo 2, en el disfrute de los derechos amparados por el Pacto sy también aplica a todas las personas que se encuentren en el territorio o bajo la jurisdicción dy también un Estado, independientepsique dy también quy también esas personas pertenezcan o no a alguna minoría. Además, en virtud del artículo 2seis existy también el derecho específico a la igualdad ante la ley, a la igual protección dy también la ley y a la no discriminación respecto de los derechos reconocidos y las obligaciones impuestas por los Estados. Este derecho rige el ejercicio de todos y cada uno de los derechos, ya sea que estén amparados o no en virtud del Pacto, que el Estado Parte reconoce por ley a las personas quy también sy también encuentren en su territorio o bajo su jurisdicción, independientemente de quy también pertenezcan o no a alguno de los tipos de minoría a que sy también refiere el artículo 2siete . Determinados dy también los Estados Partes quy también aseguran quy también no discriminan por motivos étnicos, lingüísticos o religiosos, sostienen erróneamente, sólo sobry también esa base, que no tienen minorías. 5.1. Según los términos del artículo 27, las personas sujetas a protección son las pertenecientes a un conjunto de minoría y quy también comparten en común una cultura, una religión y un idioma. De esos términos sy también desprende asimismo que para la protección dy también esas personas no es imprescindible que sean ciudadanos del Estado Party también en el quy también viven o sy también encuentran. A esty también respecto, también son pertinentes las obligaciones dimanya antes del parágrafo 1 del artículo 2, dado que con arreglo a esty también artículo todo Estado Parte se compromete a garantizar a todas y cada una de las personas quy también se encuentran en su territorio y están sujetas a su jurisdicción los derechos reconocidos en el Pacto, salvo los derechos aplicables exclusivamente a los nacionales, por ejemplo, los derechos políticos a que se refiere el artículo 25. Por consiguiente, ningún Estado Party también puede limitar la aplicación de los derechos enunciados en el artículo 27 exclusivapsique a sus nacionales. 5.2. El artículo 2siete reconocy también derechos a las personas pertenecientes a las minorías quy también "existan" en un determinado Estado Parte.

Ver más: 140 Ideas De Uñas De Gel Sencillas Pero Bonitas, Uñas Decoradas 2020 + De 500 Diseños【Entra Aquí 】

Habida cuenta de la naturaleza y el alcance de los derechos reconocidos en virtud de esty también artículo, no procedy también definalizar el grado dy también permanencia quy también supone la expresión "que existan". Esos derechos se refieren sencillamente a que no sy también deby también negar a las personas que pertenezcan a dichas minorías el derecho quy también les corresponde, en común con los demás miembros de su grupo, a tener su propia vida cultural, a practicar su propia religión y a emplear su propio idioma. De este modo como no necesitan ser nacionales ni ciudadanos, tampoco necesitan ser residentes permanentes. En consecuencia, no debe denegarse el ejercicio de esos derechos a los trabajadores migratorios o a las personas quy también sy también encuentren de visita en un Estado Parte y que constituyan alguna dy también esas minorías. Con este fin, les corresponde, como a cualquier otra persona que sy también encuentre en el territorio de ese Estado Parte, los derechos generales de libertad de asociación y dy también expresión. La existencia de una minoría étnica, religiosa o lingüística en un determinado Estado Parte exigy también quy también esos derechos se establezcan en función de criterios objetivos y no por resolución unilateral del Estado Parte. 5.3. El derecho dy también las personas pertenecientes a una minoría lingüística a emplear entre ellas su propio idioma, en privado o en público, no debe confundirsy también con otros derechos lingüísticos amparados en virtud del Pacto. En particular, se debe distinguir esty también derecho del derecho general de libertad dy también expresión reconocdesquiciado en virtud del artículo 19. Este último derecho se hacy también extensivo a todas y cada una de las personas, independientemente de que pertenezcan o no a una minoría. Asimismo, el derecho amparado en virtud del artículo 27 debe diferenciarse del derecho singular que en virtud del apartado f) del parágrafo tres del artículo 1cuatro del Pacto sy también reconoce a toda persona acutilizada dy también ser asistida por un intérprety también si no comprendy también o no charla el idioma empleado en el tribunal. El apartado f) del parágrafo 3 del artículo 1cuatro no confiery también en ningún otro caso a la persona acutilizada el derecho dy también emplear o dy también charlar el idioma de su elección en el curso de proceso . 6.1. Aunque la norma del artículo 2siete está expresada en términos negativos, de todos modos la predisposición reconocy también la existencia dy también un "derecho" y establecy también la obligación de no negarlo. Por consiguiente, todo Estado Parte está obligado a asegurar la realización y el ejercicio de esty también derecho y a ampararlo contra toda negativa o violación. Así, las medidas positivas de protección adoptadas por conducto así sea dy también sus autoridades legislativas, judiciales o administrativas, son procedentes no sólo contra los actos del propio Estado Parte, sino más bien asimismo contra el acto de cualquier persona quy también se encuentre en el Estado Parte. 6.2. Aunquy también los derechos amparados por el artículo 2siete sean derechos individuales, dichos derechos dependen a su vez de la capacidad del conjunto minoritario para conservar su cultura, su idioma o su religión. En consecuencia, puedy también ser asimismo necesario quy también los Estados adopten medidas positivas para proteger la identidad dy también una minoría y los derechos dy también sus miembros a gozar de su cultura y su idioma perfeccionándolos y a practicar su religión, en común con los otros miembros del grupo. En este sentido, se debe observar quy también dichas medidas positivas deben respetar las dissituaciones del párrafo 1 del artículo 2 y el artículo 26 del Pacto, tanto en lo quy también se refiere al tratamiento dy también las distintas minorías como en lo relativo al tratamiento entry también las personas pertenecientes a ellas y el resto dy también la población. Sin embargo, en la medida en que estén destinadas a corregir una situación quy también impidy también o complica el goce de los derechos garantizados por el artículo 27, dichas medidas pueden constituir una diferenciación legítima con arreglo al Pacto, con tal dy también quy también estén basadas en criterios razonables y objetivos. 7. Con lo que se refiere al ejercicio de los derechos culturales protegidos por el artículo 27, el Comité observa que la cultura sy también manifiesta de muchas formas, inclusive un modo particular dy también vida relacionado con el uso dy también recursos terrestres, especialpsique en el caso dy también los pueblos indígenas. Esy también derecho puede incluir actividades tradicionales tales como la pesca o la caza y el derecho a vivir en reservas protegidas por la ley . El goce dy también esos derechos puede requerir la adopción de medidas jurídicas positivas de protección y medidas para asegurar la participación eficiente dy también los miembros de comunidades minoritarias en las resoluciones que les afectan. 8. El Comité observa que no se puedy también ejercer en forma legítima ninguno de los derechos protegidos por el artículo 2siete del Pacto de un modo o en una medida incompatible con las demás dissituaciones del Pacto. 9. El Comité llega a la conclusión dy también que el artículo 2siete sy también relaciona con los derechos cuya protección impony también obligaciones concretas a los Estados Partes. La protección dy también esos derechos tieny también por objeto garantizar la preservación y el desarrollo continuo dy también la identidad cultural, religiosa y social de las minorías interesadas, enriqueciendo de esta forma el tejorate social en su conjunto.

Ver más: Un Instante En La Vida Ajena (2003), Un Instante En La Vida Ajena

En consecuencia, el Comité observa que esos derechos deben ser protegidos como tales, sin que sy también les confunda con otros derechos personales conferidos a todas y cada una de las personas con arreglo al Pacto. Por tanto, los Estados Partes tienen la obligación de asegurar la debida protección del ejercicio dy también esos derechos y deben señalar en sus informes las medidas quy también hayan adoptado con ese fin.