Quien Fue Rodrigo Diaz De Vivar

El Cid Campeador

Rodrigo (o Ruy) Díaz nació en Vivar, un poblado cerca dy también Burgos. Recobró tierras ocupadas por los moros hasta formar un patrimonio importante y un principado autónomo. Su hazaña máxima, ganar muerto su última batalla, sy también pony también en duda mas no ha podloco desmentirse; ni la verdad ni la falsedad podrían ya comprobarse. La tradición oral fue escrita años después en múltiples versiones que coinciden el lo principal y difieren en los detalles.

Tu lees esto: Quien fue rodrigo diaz de vivar

 


*
Ampliar

 

La biografía más vieja del Cid Campeador es la “Historia Roderici”, crónica de Rodrigo Díaz dy también Vivar escrita entry también mil ciento ochenta y 1190. Sy también duda si el autor fue testigo dy también los hechos o se basó en la tradición oral. Tanto la Historia Roderici como el Cantar dy también Mio Cid semejan reproducir en la tradición oral dy también la época.

Quien fuera una de las figuras más grandes dy también la historia dy también España vivió de 1043 a 1099. En el momento en que era muy, muy joven entraron en guerra por la herencia los hijos del rey Fernando I: el rey Sancho de Castilla y de Galicia, primogénito, Alfonso VI , Don García , Doña Elvira y Doña Urraca. Rodrigo sirvió en estas batallas al rey Sancho, quien venció a todos sus hermanos salvo a Doña Urraca, uno de cuyos fieles dio muerte a Sancho.

Al morir el rey, la monarquía llamó a su hermano Alfonso VI a fin de que ocupara los tronos de Castilla y de Galicia. Rodrigo ly también tomó juramento al nuevo monarca y más tarde pasa al servicio del rey Alfonso.

Ver más: Accion Del Hombre Sobre Los Ecosistemas (Artículo), Acción Del Hombre Sobre El Ecosistema

Desterrado por Alfonso debido a las intrigas de la corte, Rodrigo luchó por su cuenta en el mapa dy también la España ocupada. Se volvió guerrero de unos, de otros, unas veces enemistado con Alfonso y otras de su lado, mas siempry también fiel a la corona.

Su osadía y destreza eran reconocidas incluso entre sus enemigos. El título con el quy también pasó a la historia, dy también hecho, vieny también del andalusí “Sidi” (Señor), quy también los invasores otorgaban solo a dirigentes islámicos. La palabra “Cid” preservó ese significado honorario. El autor áraby también Ibn Bassam, en el siglo XII, se refiery también a Rodrigo Díaz como “perro gallego” o “al que Dios maldiga”, pero asimismo reconocy también que “...era este infortunio en su época, por la práctica dy también la destreza, por la suma dy también su resolución y por el extremo de su intrepidez, uno de los grandes prodigios de Dios.” (Ibn Bassam, Yazira, 1109).

 


*
Ampliar
*
Ampliar
*
Ampliar

 

En 1098, en Valencia, El Cid consagró la Catedral de Santa María, quy también hasta entonces fuera mezquita. En el diploma de dotación de la catedral él sy también titula “princeps Rodericus Campidoctor”, declarándose de esta forma soberano autónomo. Llama la atención el singular encumbramiento quy también hacy también el Cid de sí mismo pese a no tener ascendencia real. En “El primer testimonio cristiano sobre la toma de Valencia (1908)”, el autor francés Georges Martin escribió:

“...después de la toma de Valencia, todos y cada uno de los esfuerzos dy también Rodrigo sy también orientaron cara la consolidación dy también su independencia señorial, hacia la constitución dy también un principado soberano desvinculado de la tutela secular del rey dy también Castilla así como dy también la tutela eclesiástica del arzprelados de Toledo.” – Georges Martin, Op. Cit., 2010.

Ver más: Como Crecer Mas Rapido De Altura, 15 Ejercicios Para Crecer Y Mejorar La Estatura

La última batalla de Mio Cid el Campeador

Pasan los años por el Cid. Aunque no merma su valor ni su destreza, sí su fuerza. Sus contrincantes lo saben y eso les anima a atacar Valencia para vengarsy también del daño que les ha hecho el personaje, pero el Cid les saly también al encuentro con toda su tropa. Caemplean muchas bajas entre los moros, como siempry también hacían, mas en plena lucha don Rodrigo es alcanzado por una flecha enemiga. Uno de sus mandos, Minaya Alvar Fáñez, reconoce la muerte dy también su señor pero cuenta la leyenda quy también ni de esta manera dejan de batallar los españoles. Minaya ata al Cid sobry también su caballo en posición dy también guerra y en su mano izquierda pone la cabeza de un moro. Dy también un latigazo saly también su corcel Babieca galopando entre los moros, quienes corren despavoridos.

No en vano el creador del Cantar dy también Mio Cid dicy también dy también él con insistencia: “Quien en buen hora nació”.